Aplicaciones

La osteopatía y fisioterapia tiene efectos beneficiosos para personas de cualquier edad, inclusive mujeres embarazadas, con muy buenos resultados. El tratamiento se adapta utilizando diferentes tipos de técnicas según la edad y morfología del paciente.

Algunos ejemplos de problemas que se pueden tratar con la osteopatía y la fisioterapia son:
•    sistema músculo-esquelético: lumbalgias, cervicalgias, dorsalgias, pubalgias, tendinitis, fracturas, fisuras, etc.
•    Sistema neurológico: neuralgias cervicobraquiales, neuralgias faciales, ciáticas, etc.
•    Sistema ORL y pulmonar: vértigos, migrañas, cefaleas, enfermedades pulmonares crónicas, etc.
•    Sistema digestivo: estreñimiento, diarreas, acidez, etc.
•    Sistema neurovegetativo: estrés, ansiedad, insomnio, etc.